Seminario Un ciudadano como Dios manda

Al leer la Biblia encontramos, desde un inicio el gobierno de Dios sobre el mundo, pero también la autoridad delegada a los diferentes líderes, reyes, servidores, unos buenos, otros nefastos para los diferentes pueblos y naciones. Por ello, Dios se encargó de que en Su palabra quedaran escritas o ejemplificadas las características ideales de un buen gobierno y de un buen ciudadano, y por eso es tan importante que ad portas de los comicios electorales de nuestro país, meditemos en ella para tener un sabio criterio a la hora de votar, así como para ser los buenos ciudadanos como lo indica la Palabra de Dios.

 Adquiérelo aquí.